© 2019 Can Caramelo

Alfajores Veganos Estilo Havanna

Sentí cómo apareció la bombilla encima con mi cabeza – con un “bing”. Alfajores veganos y más sanos. Una receta genial. Sustituiría el dulce de leche con caramelo de dátil – hasta se parece un montón visualmente. En mi cabeza la receta era perfecta. Usaría aceite de coco en vez de mantequilla, me saltaría el huevo y endulzaría las galletas con sirope de arce. Y como relleno, una gruesa capa de mi delicioso caramelo de dátil. He visto diferentes versiones de caramelo de dátil, pero (practicaré mi modestia en otro momento) creo que el mío es el mejor. Es fácil de hacer – todos los ingredientes a la procesadora de alimentos, sin tener que hervir nada, y lo hago con crema de almendras, un toque de vainilla, una pizca de sal y un chorrito de leche de coco. Sale muy cremoso y con la crema de almendras sale tan rico que me paso más tiempo limpiando el bol chupándome los dedos para desperdiciar ni un gramo, que realmente haciendo el caramelo. Si te da pereza hacer los alfajores o no tienes todos los ingredientes a mano, guárdate esta receta por el caramelo de dátil.

Si ya me conoces hace un tiempo sabrás que mi pareja es argentino. Mientras los alfajores son típicos en varios países, los argentinos son los consumidores de alfajores más ávidos en todo el mundo. No los comemos mucho en casa, pero cuando alguien viene de argentina y nos trae una caja o dos nos emocionamos y nunca duran mucho tiempo. La verdad es que me gustan mucho y aunque intento comer sano en general, también me permito indulgencias poco sanas si me apetecen.

De todas maneras, está claro que son eso: una indulgencia poco sana. Están llenos de azúcar y de otros ingredientes que no son especialmente nutritivos o sanos. Ahí de repente se me prendió dicha bombilla. Pensé que en realidad sería fácil crear algo similar, pero bastante más sano, endulzado de manera natural y vegano. ¿Y sabes qué? La caja de alfajores que nos habían traído que y normalmente desaparece en demasiado poco tiempo, se quedó prácticamente intacta durante el tiempo que teníamos mis alfajores caseros y más sanos – porque eran mucho más ricos. Y si mi pareja que no solo es argentino, sino que además muy dulcero y que la mayoría de las veces me reprocha que estoy cocinando “pasto” (=apto más para un conejo que para él) cuando hago recetas más sanas dijo que estaban buenos, es que realmente lo son.

Estos alfajores veganos estilo havanna, galletas tiernas bañadas en chocolate negro y rellenos con una capa gruesa de caramelo de dátil son geniales. Y endulzados con sirope de arce y dátiles, totalmente veganos y mucho más sanos que los alfajores clásicos.

La inspiración esta vez me había llegado con fuerza. En mi cabeza, el caramelo de dátil sería un sustituto perfecto para el dulce de leche y las galletas saldrían igual de tiernas y sabrosas sin el huevo y con aceite de coco. Pero no sería la primera vez que la realidad no estuviera a la altura de mis expectativas. Estaba ansiosa de probar la receta, al mismo tiempo que sentía miedo de que sería un fracaso. De que las galletas no funcionarían sin el huevo. Que el caramelo de dátil se derramaría al morder el alfajor. Que por alguna razón misteriosa el sabor no sería bueno.

Pero al final salieron al menos tan buenos como los había pintado en mi mente. Realmente no puedes no probar esta receta. Aquí va:

Para 30 alfajores.
Para las galletas necesitarás:

  • 2/3 taza (150g) aceite de coco, a temperatura ambiente
  • 3/4 taza sirope de arce (también podrías usar sirope de dátil o de coco)
  • 2 tazas de harina de espelta blanca
  • 1/3 taza de harina de almendras (almendras molidas) o más harina de espelta
  • 1 1/3 tazas maicena
  • 3 cucharaditas de levadura química
  • 3 cucharadas de cacao amargo
  • 1/4 taza crema de avellanas (o de almendras)
  • ralladura de una naranja eco
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla puro
  • 1/4 taza de agua

Para “Dulce de Leche”/ Caramelo de dátil:

  • 20 medjool dates (500g)
  • 3/4 taza crema de almendra
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla puro
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1/4-1/2 taza de leche de coco

Para bañar:

  • 350g de chocolate negro (70% o más)
  • 1 cucharada de aceite de coco

Instrucciones:
Empieza con las galletas. Pon el aceite de coco en un bol y bate hasta que quede cremoso. Añade el sirope de arce, la crema de avellana, vainilla, ralladura de naranja y sal y sigue batiendo hasta obtener una masa homogénea y cremosa. Agrega la harina y la levadura, mezclando con cuidado y lo mínimo hasta que estén incorporados. Pon el bol en la nevera para al menos 30 minutos.

Mientras, precalienta el horno a 180ºC.

Para el relleno, añade todos los ingredientes excepto la leche de coco a una procesadora de alimentos o una batidora y procesa hasta obtener una bola. Ve añadiendo la leche de coco cucharada por cucharada, hasta que tengas una masa densa y pegajosa, pero cremosa.

Con la ayuda de un rodillo, estira la masa a un espesor de 4-5mm. Usa un cortador de galletas de unos 5cm (o un vaso) para cortar tantas galletas como puedas. Cubre dos bandejas de horno con papel de hornear y coloca las galletas encima. Repite con la masa restante hasta que se haya acabado (si en este proceso la masa se calienta y se pone pegajosa, ponla en el congelador durante unos minutos antes de seguir).

Hornea durante 7 minutos. Deja que se enfríen completamente encima de la bandeja (se endurecerán en el proceso).

Usa una manga pastelera (o una bolsa de plástico si no tienes) para repartir una capa gruesa del caramelo encima de la mitad de las galletas (no aconsejo que lo intentes con una cuchara ya que el caramelo es pegajoso y las galletas tiernas y se podrían romper). Tapa con otra galleta, apretando suavemente.

Funde el chocolate y el aceite de coco al baño maría o en el microondas. Baña los alfajores en el chocolate sobre un tenedor, usando una cuchara para ayudarte a cubrirlos. Deja que excesos de chocolate goteen al bol y coloca sobre una bandeja cubierta con papel de horno. Decora con nibs de cacao si quieres. Refrigera los alfajores hasta que el chocolate quede firme. Guárdalos en un recipiente hermético durante una semana o en el congelador hasta seis meses.

Post a Comment

Your email is never published nor shared.